La catedral de Sevilla inspira lo nuevo de Giorgio Armani: Acqua di Giò Profumo

Además de moda, yo también escribo de cuidados. Y dentro de este campo, el de las fragancias es uno de los que más me interesa. ¿No es este uno de los rasgos que más define a una persona? ¡Cuantas veces nos vienen a la memoria de golpe un collage de imágenes al reconocer un olor!

El negro se impone en Acqua di Giò Profumo. © D.R.
El negro se impone en Acqua di Giò Profumo. © D.R.

Pues bien, hay un nombre que se escribe con letras de oro en la perfumería mundial. Y es español. Alberto Morillas es el responsable de alguno de los aromas más importantes de los últimos 30 años. En las webs especializadas cifran en más de 170 las fragancias que ha creado y entre ellas encontramos verdaderos iconos como es Acqua di Giò de Giorgio Armani, una referencia cuya fórmula no se ha modificado desde su creación en 1996. Un perfume perfecto que nació del diálogo creativo entre el propio Armani y Morillas.

Alberto Morillas, posiblemente el creador de fragancias más importante del mundo. © D.R.
Alberto Morillas, posiblemente el creador de fragancias más importante del mundo. © D.R.

Ahora el reto era otro. Tras años de colaboración entre estos dos creadores, se le propuso a Morillas desarrollar una nueva versión de Acqua di Giò: “Se trata de responder a una nueva masculinidad”, afirmaba en nuestro encuentro hace unas semanas en Madrid con la presentación de su nueva obra, Acqua di Giò Profumo.

Llamado a convertirse en otra de las obras maestras de Morillas y Armani, no podemos pasar por alto la primera idea que pasó por la mente del sevillano: “Pensé en el olor a incienso de la catedral de Sevilla”. Sí, lo nuevo de Armani se basa en la capital andaluza. A partir de ahí, este nariz de fama internacional que reconoce que vive en su estudio, ha formulado una potente y elegante fragancia con notas de romero con un final mineral y amaderado.

Acqua di Giò, un clásico imbatible desde 1996 que también salió de la mente creativa de Morillas. © D.R.
Acqua di Giò, un clásico imbatible desde 1996 que también salió de la mente creativa de Morillas. © D.R.

Puede ser un perfume para todo el día, pero también se puede combinar con su ‘hermano mayor’: Acqua di Giò para la mañana y Profumo para la noche. Como destaca Morillas: “No hay que privarse de tener más de un perfume, puede haber una fragancia para cada momento”. De hecho, el frasco (el “primer embajador” en palabras de Morillas), es idéntico al de 1996 sólo que en este caso el negro se impone, en referencia a la roca volcánica, otras de las ideas que navegan en su fórmula y a la que le pone rostro el modelo Jason Morgan.

Jason Morgan es la imagen del último lanzamiento de Giorgio Armani. © D.R.
Jason Morgan es la imagen del último lanzamiento de Giorgio Armani. © D.R.

Morgan materializa el “acto de seducción” que según Morillas es un perfume. Ese “mensaje abstracto” imposible de analizar pero que nos acaba definiendo.

2 comentarios en “La catedral de Sevilla inspira lo nuevo de Giorgio Armani: Acqua di Giò Profumo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s